Devolver El Fe En Humanidad

Ayer, algo bastante raro pasó a mí y he estado tratando de pensar en como explicarlo a ustedes.  Bueno, no es difícil explicar, pero puesto que es algo que nunca pasa a mí muy menudo no estoy seguro como escribir qué pasó.  Vale.  Yo tomaré un tiro y a ver que pasa.

Bueno, creo que yo debería comenzar desde el principio.  El martes anterior, cuando yo salí de mi trabajo, oí un sonido desde el motor de mi coche que yo me preocupaba.  Solo unos minutos después de salir, una luz salió en el tablero de instrumentos que significó que hubo un problema.  Yo podía llegar a casa con el coche, pero ahora yo sabía que tuve que hacer algo a repararlo.  Por supuesto, como siempre, sobretodo cuando tengo problemas de coche, comence en pensar el el peor.  De inmediato, pensé que esto problema arruinaría las posibilidades de ir a España.  Cada vez he tenido problemas del coche, siempre me han costado mucho.  Yo no sabía que hacer, así que llamé a mi jefe.

Yo sabía que él y yo tuvimos asistir una reunion el miercoles y el jueves sería mi día libre, así que le pregunté qué debería hacer yo para reparar el coche.  Yo iba a esperar hasta el jueves a llevar el coche al mecánico, pero él me dijo a manejar el coche al mecánico aquella tarde y tratar de averiguar cual es el problema.  A mi sorpresa, cuando lo traje el coche al mecánico, él me dijo que podría ser algo muy sencillo a reparar y tal vez esta cubierto baja la garantía.  Yo dejo el coche con él y mi jefe manejaste a la reunion conmigo ayer.

Mientras estabamos a la reunion, el mecánico manejó mi coche a la concesionaria de automóviles y los mecánicos allá hicieron los reparos.  Después de la reunion, mi jefe me llevó a recoger el coche y me alegré averiguar que los reparos fueron gratis.  Pero, esto es el mejor parte.

El mecánico quien manejó a mi coche a la concesionaria de automóviles no me cobró nada de nada.  Yo esperaba pagar por lo menos uno o doscientos dolares por todo, pero él no me cobró por nada.  No puedo explicar tan emocionante me sentí.  En serio, yo quería pagar algo pero él no quería nada de mí.  Cuando salí, me sentí mucho mejor y decidí que yo debería comprar un regalo o algo por él.  Obviamente, todavía puedo hacer mi viaje a España y no tengo que preocuparme sobre nada.

Me hizo sentir muy feliz a darse cuenta que todavía hay gente en este mundo que hacen cosas buenas sin esperaban nada.  Yo quería decir este cuento a todo el mundo anoche, pero tuve que pensar en como compartirlo.  Bueno, aquí esta, y espero que otras personas pueden ser inspirados por el.

Bueno.  Ahora voy a comer, pero espero que tengo muchos cuentos más como esto a decirles a partir de ahora.  Es todo aquí por hoy.  Buenas tardes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s