¡Madrid! Día 1

Estoy aquí.  No, no, en serio, estoy aquí.  No puedo creer que ahora mismo, estoy sentando en la mesa de la cocina que he visto en las fotos una y otra vez durante el último año.  Después un largo día de viaje, por fin estoy sentado a la mesa, escribiendo desde Madrid.  Supongo que yo debería decirte cómo fue el día de ayer y cómo por fin llegué aquí.  Bueno, aquí vamos…..

El día comenzó muy temprano.  Por supuesto, me encontré difícil dormir, así que después una noche de trabajar hasta medianoche, me desperté a las seis de la mañana.  La mayoría de mis cosas fueron empacado ya, así que solo tuve que ir a la casa de mi madre a dejar mi coche.  No quería salir de mi casa tan temprano porqué yo sabía que me volvería loco esperando allá.  Yo esperé tan mucho como podría, pero en fin, yo salí de mi casa por la última vez y fui a la casa de mi madre.

Yo esperé allá por una hora, más o menos, y mi amiga me envió un mensaje a avisarme que ella estaba en camino.  Luego, cosas fue un poco loco por unos minutos.  Yo estaba sentandome fuera de la casa y de repente, mi teléfono dejó de funcionar.  Por supuesto, me entró en pánico.  Un año de preparar y solo ahora mi teléfono decidí cagar la cama.  Yo no sabía que hacer y por supuesto estaba muy nervioso.  No tuve ninguna manera contactar a nadie y no sabía que hacer.  Por suerte, yo pude reiniciar el teléfono, pero ahora tengo miedo que tal vez dejará de funcionar aquí.  Hasta ahora, no he tenido problemas.

Bueno.  Muy pronto, Pattie llegó a llevarme al aeropuerto y después mi infarto, me sentí un poco mejor.  El camino al aeropuerto fue bastante largo y hablabamos mucho durante el viaje.  Creo que esto fue una cosa buena porque si he tenido todo este tiempo a pensar en mi viaje, puede que me cambiara mi mente y quedarme en casa.  En todo caso, fuimos todo el largo camino al aeropuerto sin problemas.  Pues, con solo ocho minutos a llegar, me puso muy nervioso, pero alguna vez estaba en el aeropuerto, me sentí mejor.

Tuve que esperar en la sala de espera casi cuatro horas, pero preferí esto en lugar de llegar tarde.  Cuando entré en el avión, me sorprendió que tan pequeño era.  No es decir que no había muchas sillas, pero no fueron muy anchos.  Por suerte, a pesar de ser localizado en el medio, yo solo tuve una persona a mi derecha y nadie a mi izquierda.  Fue difícil dormir, pero creo que he dormido casi tres horas, más o menos.  Me alegro decir que no tuve miedo en ningún momento, aunque fue un poco de turbulencia.  En verdad, no me molestó mucho, a mi sorpresa.

Después de salir del avión, tuve que buscar el Metro.  Fue un gran distancia desde el avión al Metro, pero lo encontré.  Desafortunadamente, la maquina que vende billetes requiere que mi tarjeta usa un numero PIN.  No tengo uno.  Yo pague en efectivo pero ahora tengo que preocuparme que mi tarjeta no va a funcionar en varios lugares sin un PIN.  Ya he enviado un mensaje a la empresa de mi tarjeta, pero tengo que esperar una respuesta.  Mientras tanto, tendré que usar los euros.  Por suerte, no tuve que comprar nada más de un billete de Metro.  Creo que voy a ir por comida más tarde y espero que puedo usar la tarjeta, pero si no, yo averiguaré algo.

Tomó casi una hora a llegar a la casa de Ana y yo estaba muy emocionado cuando salí del Metro y el barrio pareció exactamente como era en las fotos yo vi.  Ana fue un poco sorprendida que yo llegue temprano pero es muy amable y permitió que yo entra.  Y ahora es donde estoy.  He comido un poco pero creo que ahora voy a dormir por un rato porque no he dormido bien recientemente.  OK, hasta pronto desde Madrid!

Anuncios