Aquí Y Allá

Ha sido un día bastante tranquilo.  Me levanté esta mañana y estaba feliz a ver que Verónica había visto el video que le mandé anoche.  Yo grabé un video ayer a mostrarle mi barrio, pero me tomó bastante tiempo ponerlo en el internet.  Por fin, yo podía enviarlo a ella, y fui a dormir, y estaba feliz a encontrar un mensaje desde ella en la mañana.

Hablabamos por una hora más o menos, y después, yo fui a desayunar.  La cosa es, los sábados pueden ser difícil para mi.  A un lado, quisiera ver a mis amigos, pero muy menudo, solo vamos a tomar un café, cual es algo me gusta hacer, pero creo que mis amigos les gusta hacer algo más divertido.  Bueno, la otra cosa es que el sábado es el unico día Verónica y yo podemos tener totalmente juntos.  Después de hablar con ella, yo decidí ir solo por un café, pero no pude dejar en pensar en ella.  Comenzamos de hablar de nuevo y regresé a casa a hablar con ella con Skype.  Obviamente, puedo vivir mi vida aquí sin problemas, pero me gusta mucho cada momento tengo para hablar con ella y a veces, solo puedo pensar en ella todo el día.  Odio quejarme tanto, pero de veras, quiero vivir con ella.  Quiero hablar con ella todo el tiempo.  Cuando quiero ir a tomar un café, quiero ir con ella.  Claro que no podemos pasar cada segundo juntos, y eso no es lo que quiero.  Cuando estoy en mi  trabajo, debo trabajar.  Cuando ella esta en su trabajo, ella debe trabajar.  No tenemos que estar juntos todo el tiempo, pero me gustaría saber que en las noches, después de trabajar, podemos venir a casa y estar juntos.  Somos adultos y queremos vivir juntos.  Es una mierda que tenemos que esperar a estar feliz.

Poco a poco la gente estan sospechoso de qué yo quiero hacer.  Me refiero a mudarme a España.  El más que hablo yo sobre ella, el más que mis amigos creen que quiero mudarme allá.  Es la verdad y no lo niego, pero supongo que algunas personas creen que estoy loco.  Me da igual.  De veras, ambos de mis mejores amigos me han dicho que me apoyan en todo.  Me alegro saber que tengo el apoyo de mis amigos, pero me pregunto qué piensan de verdad.

Mañana, voy a ver a mi sobrino para su cumpleaños.  Todo mi familia va a reunirse a su casa a festejar un poco.  Me pregunto si alguien va a preguntarme algo sobre Verónica y yo.  En todo caso, no puedo creer que el ya tiene ocho años.  Parece que tengo que sobrevivir el domingo en mi trabajo primero, pero espero que mañana no es tan mal.  En todo caso, tengo que irme ahora.  Hablaremos luego.  Adios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s