Cómo La Conocí (parte 6)

Cuando decidimos vivir juntos en febrero de este año, signífica que yo tuve que hacer muchas cosas a la vez.  Primero, tuve que mudarme fuera de mi apartamento.  Por fortuna, mi madre me permitió vivir con ella durante mis últimos meses en los EEUU.  Segundo, y esto fue bastante difícil, tuve que hablar con mi jefe sobre mi trabajo.  El y yo había trabajado juntos por 18 años.  Yo había acabado una semana en Chicago para ser el gerente principal de mi trabajo y ahora tuve que despedirme.  A mi sorpresa, él reaccionó bastante bien y mi último día sería en febrero.

Por supuesto, tuve que decir adios a mis amigos y mi familia.  Me hizo triste pensar en no ver a la gente quien había sido un parte tan grande de mi vida, pero yo había gastado demasiado tiempo en mi vida preocupandome sobre otra gente y no por mi bienestar.  Era el momento vivir por mi mismo, y tuve que decir adios.  Nunca en mi vida tuve que hacer algo tan difícil, pero yo sabía que fue a mejorar mi vida.

Cuando vino febrero, tambien vino un frío nunca en mi vida había experimentado.  El día que por fin yo iba a salir de los EEUU y viajar a España a quedarme permanente fue uno de los días más frío en mi vida.  Fui al aeropuerto con mi madre y mi mejor amigo y solo puedo recordar que tan frío fue en Nueva York.  De hecho, el vuelo estaba retrasado porque no pudieron llenar el tanque de gas.  Fue congelado. Bueno, supongo que esto no me ayudó mis nervios mucho, pero después una hora en retraso, llegó el momento a dejar mi vida en los EEUU y comenzar con mi vida en España.

No me sentí muy bien durante el vuelo y no pude evitar en pensar en mi familia, mis amigos, mis cosas, todo lo que yo había dejado.  Yo sabía que quería estar con Vero, pero ¿estaba listo a comenzar con una vida nueva?  Obiamente, estos son preguntas había tenido durante todos los meses tuve que esperar a estar con ella.  Pero, cuando llegó el vuelo, cuando por fin yo pasé aduanas, y por fin, yo vi a Vero, esperandome, todas mis dudas desaparecieron.  La abrazé tan fuerte y yo podría sentir los latidos de su corazón y yo sabía por fin yo estaba en casa.  Sin embargo, esto no es el fin de la historia.  Cosas nunca van tan bueno en la vida real.  ¿Quieres saber más de que pasó cuando por fin yo vivía en España?  Te diré mucho más muy pronto.  Hasta entonces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s